El famoso “trípode”

No se concibe la vida de un cristiano sin el famoso “trípode” para sostenerla: ORACIÓN, FORMACIÓN y ACCIÓN. Estas tres “patas” hacen referencia a un “taburete” cuyo asiento sería Cristo, y que —en conjunto— sería la vida de uno mismo.

Algunas veces también se le llama “triciclo”, aludiendo a un carácter dinámico que deben mantener estos tres aspectos.

EN EL CURSILLO DE CRISTIANDAD SE NOS HA DADO UNA HERRAMIENTA DE MUCHO VALOR QUE, SI LA PONEMOS EN PRÁCTICA, SOSTENDRÁ NUESTRA VIDA: EL TRÍPODE. 

SOSTIENE NUESTRO CAMINAR EN EL CUARTO DÍA Y CONSTA DE TRES PATAS

ORACIÓNFORMACIÓN Y ACCIÓN.

UN PAR DE LIBROS PARA REZAR

LAS ACTITUDES CON LAS QUE DEBEMOS MIRAR EL MUNDO

PASTORAL PENITENCIARIA UN EJEMPLO DE ACCIÓN

A %d blogueros les gusta esto: